miércoles, 28 de abril de 2010

Imanes en el refrigerador = cáncer.


Recibí el siguiente correo (con faltas de ortografía):

Profesor VICENTE TORTOSA PEREZ UNIVERSIDAD DE ALMERIA - ESPAÑA


Doy a conocer quien soy, para darles seguridad de que este correo es un envio, realizado con toda la seriedad del caso. Cuando lean el contenido, podra cada uno actuar en consecuencia. Por lo prondo retirare los que por publicidad hay en las puertas de mi nevera y refrigerador.


VICERRECTORADO Y SERVICIOS GENERALES UNIDAD DE EXTENSIÓN UNIVERSITARIA. Camino del Pozuelo s/n, 16071 - Cuenca - España

Investigadores de la Universidad de Princeton han descubierto algo considerado aterrador.Durante varios meses estuvieron alimentando dos grupos de ratones, un grupo con comida guardada en una nevera, y al otro con comida guardada en una nevera pero con varios imanes decorativos pegados en su puerta.
El objeto era ver cómo afectaban las radiaciones electromagnéticas de los imanes en los alimentos. Sorprendemente y tras rigurosos estudios clínicos, constataron que el grupo de ratones que consumieron la comida irradiada por los imanes tenía un 87% más de probabilidades de contraer cáncer que del otro grupo. Los imanes adheridos a cualquier aparato (electrodoméstico) conectado a la corriente eléctrica aumenta el consumo –gasto- eléctrico de dicho aparato, por aumentar la fuerza electromagnética del campo eléctrico del aparato. Todos tenemos algún imán en la nevera, como elemento decorativo, sin que hasta ahora se sospechara que fueran perjudiciales. PERO SON LETALES.
Es peligroso jugar con las fuerzas de la naturaleza y con las energías. Si tienen imánes quitenlo de inmediato y ponganlo lejos de los alimento.
Inexplicablemente las autoridades no ha dado ningún mensaje de aviso, pero gracias a Internet podemos ayudarnos mutuamente.


Las cadenas de correo electrónico son una fuente inagotable de entradas a los blogs escépticos. Aquí unos ejemplos de La corte de los milagros.

Y es que, son fáciles de digerir, es “ciencia” fácil, que se puede comunicar de volada, que puede ser compartida y entendida de una manera sencilla. Pero hay que ver lo que hay detrás de estas afirmaciones.

Me gustó esta cadena porque trae dos referencias que podemos verificar con una simple búsqueda de Google. La Universidad de Princeton y un tal profesor Vicente Tortosa Perez, de la Universidad de Almería, España.

Primera búsqueda: Universidad Princeton. Me encontré con éste estudio de dicha Universidad. El estudio se llama Biological effects of Power frequency and magnetic fields (Efectos biológicos de frecuencia de y campos magnéticos), de Mayo de 1989. Es un estudio de soporte para evaluación de riesgos por líneas de alto voltaje. Y esto fue realizado debido a preocupaciones de la gente. El estudio dice que los efectos en la salud son inconclusos y preliminares, pero que un número creciente de estudios sugieren que bajo ciertas circunstancias hasta las corrientes y campos magnéticos mas débiles, pueden producir efectos biológicos. Es un estudio bastante completo e interesante. Pero en ningún lado habla de imanes pegados al refrigerador ni tampoco se habla de comida.

O sea que nuestra primera autoridad, queda descartada.

Segunda búsqueda: Vicente Tortosa Perez. No encontré nada mas que direcciones y ligas a este correo.

Pues nuestras referencias se fueron al caño. Pero aparte hay algunas otras cosas que nos pueden servir para desechar estas afirmaciones:

Si le quito los imanes a la puerta, los refrigeradores tienen imanes en el motor. ¿Estos imanes no afectan? O el cáncer nomás da “por las puertas”. Supongo que las personas que trabajan vendiendo bocinas, no deben de comer en su lugar de trabajo.

¿Cómo determinaron que los ratones tienen un 87% mas de probabilidades de contraer cáncer? ¿Cáncer en dónde? El cáncer es una de las enfermedades más nefastas que existen, pero no es una entidad única. Hay cáncer en muchos lados, causados por nuestro organismo, por virus, no podemos decir algo tan turbio como “los imanes causan cáncer” sin decir qué tipo de cáncer.

Dice que la nevera tenía “varios imanes decorativos”. ¿Cuántos? ¿De qué fuerza? También dice que “la fuerza electromagnética de los imanes”. La fuerza electromagnética de los imanes es ridículamente baja, algunos muy apenas se pegan en el refri.

Ciertamente, la radiación electromagnética puede causar cáncer, pero sólo la radiación ionizante o que tiene la energía suficiente para cambiar la materia. Algo así como lo que les sucedió al matrimonio Curie, por trabajar con radiación. ¿Pero cáncer porque imanes decorativos afectan la comida a través de una puerta de refrigerador?

(De JRPB) Nosotros (y la comida) no tenemos suficientes iones libres acomodados en fila india como para considerarnos conductores; y como pobres conductores, necesitamos un flujo bastante alto para sentir los efectos eléctricos o magnéticos. Considerando lo primero, que ambas fuerzas son 2 caras de la misma moneda (electro y magnetismo), uno tendría que estar forrado como IronMan para poder sentir los efectos de un imán de refrigerador.

Para un mejor entendimiento del fenómeno de electromagnetismo y cáncer, mejor revisen esta entrada.

Como vemos, algo que sonaba como ciencia, resultó ser puras patrañas. Típico en las cadenas. Sigan enviando cadenas para no quedarnos sin chamba.

Lo más chistoso es que hay gente que usa imanes y campos magnéticos para “sanar”. Habrá que hacer una conferencia de estas personas contra los que dicen que da cáncer por los imanes del refrigerador. Va a ser una conferencia monumental, estaré en primera fila.

6 comentarios:

  1. Más material para mi clase de Bioética, jeje.

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo: Magnetófobos contra Magnetoterapistas va a ser un duelo de
    titanes.

    Ya sé: ve a una expo alti y empiezas a gritar en los stands de magnetoterapia que los imanes dan cáncer y ellos son unos asesinos. Grabas lo que resulte y lo subes a YuTup.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Me acaban de enviar el email de los imanes de la nevera. Intentando contrastar la información me he encontrado tu blog, ¡me has ayudado un montón!
    Genial tu blog!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Hola Patricia Cuac. Es bueno saber que de perdido servimos para algo de vez en cuando. Abrazo igual y gracias.

    ResponderEliminar
  5. Una preguntita, que los imanes tienena campo magnetico esta claro, yo no se si eso produce raciaciones magneticas, no se que son las radiaciones magneticas, pero radiaciones electromagneticas, como dice el término, lo produciran los electroimanes, no los imanes a secas.
    Pues eso, ¿que emite radiaciones y cuales?

    ResponderEliminar
  6. Anónimo: la radiación electromagnética no sólo está limitada a las electroimanes. Radiación es una palabra técnica (que viene de la Física) que describe un tipo en particular de radiación: la generada por cargas eléctricas. La respuesta corta es que el magnetismo y la electricidad son aspectos diferentes del mismo fenómeno natural (la fuerza electromagnética). Por ejemplo, una extensión casera conectada a algún aparato encendido genera un campo magnético. Si acercas una brújula al cable, verás como la aguja se mueve reaccionando al campo magnético que genera la corriente que pasa por el cable. Otro ejemplo de radiación electromagnética es la luz que nos llega del sol o la radiación con la que el microondas calienta agua para una taza de té. La radio, la señal de televisión, el "wireless" y la señal de tu celular también son radiación electromagnética. También existen otros tipos de radiación, como la que se genera cuando un elemento químico decae en otro (uranio convirtiéndose en torio).

    ResponderEliminar