jueves, 19 de mayo de 2016

The Last Girl, por Joe Hart.

Terminé este libro y la verdad es que está muy bueno.

La humanidad está por irse al carajo, pero en esta ocasión no es por invasión extraterrestre ni por bombas nucleares, sino porque hay una condición médica misteriosa que hace que el nacimiento de niñas haya sido reducido del 50% al 1% en todo el mundo. Esto comenzó en el 2016, y para el 2018, la epidemia estaba al máximo.

El libro comienza narrando noticias y escritos de algunos políticos en donde tratan de explicar pobremente el fenómeno de la reducción de estos nacimientos. Te deja la sensación de que no saben qué es lo que está pasando y desde ahí me enganché con el escrito.

El principal personaje en que se  basa el libro se llama Zoey, una chica de 20 años que vive en el ARC (Advanced Research Compound). Este complejo fue construido por el National Obstetric Alliance (NOA) para proteger a las pocas niñas que nacen y para investigar el fenómeno para tratar de encontrar una solución.

O sea, NOA’s, ARC. :)

Zoey es una de las chicas, junto con Penny, Lily, Meeka, entre otras, que se encuentran en este complejo. El complejo ARC tiene sus reglas y son bastante estrictas. Las chicas no pueden estar solas con los chicos. Si hacen algo que se considere incorrecto, las pueden enviar a «la caja», que es un cuarto oscuro como castigo. También, les tratan de lavar el cerebro a las chicas diciéndoles que la razón por la cual están ahí es por el «bien superior» (the greater good) el cual es la posibilidad de repoblar, en la medida posible, la Tierra, y hasta tienen sesiones en donde repiten incansablemente el himno o misión del ARC, el cual es impuesto siempre por Ms. Gwen, una de las instructoras del ARC la cual es una persona demasiado estricta.

Cada una de las chicas tiene un clérigo o asistente asignado para ayudarlas y para protegerlas. El de Zoey se llama Simon, y ellos han entablado una buena relación casi de padre-hija. Simon y su hijo Lee son dos de los personajes secundarios importantes en la trama ya que, Lee y Zoey, están formando una relación romántica prohibida.

Las chicas tienen una idea vaga de lo que pasa afuera ya que Ms. Gwen les dice afuera del complejo solo hay devastación ya que hubo una plaga vírica la cual fue la culpable de la reducción de los nacimientos de niñas, Zoey tiene sus dudas, pero tiene más dudas sobre otra de las reglas. Cuando las chicas cumplen 21 años, pueden ser iniciadas o inducidas, esto es que al cumplir esa edad, ellas dejan estas instalaciones para reunirse con sus padres y vivir en una zona segura. Las chicas que se van debido a esto, jamás son vistas de nuevo por las demás chicas y nunca saben noticias de ellas.

Zoey tiene 20 años y dentro de poco cumplirá 21, pero ella tiene demasiadas dudas sobre lo que les han repetido hasta el cansancio sobre la reunión con sus padres al llegar a esa edad, así que, después de estar cansada de las reglas estrictas y de que la enviaran una vez a la caja por mala conducta, decide hacer un plan para escaparse. A partir de aquí (por si la historia no es suficientemente interesante) se pone mejor.

Hasta ahí la premisa.

Este libro es el primero en una trilogía, el segundo en la serie sale en septiembre. Estaremos al pendiente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada